POLÍTICA

El trabajo pro bono es parte esencial de la práctica jurídica en Carey. Creemos que nuestros abogados pueden generar un impacto positivo en la sociedad, colaborando en casos de relevancia social donde se requiere de apoyo jurídico gratuito.

Nuestros socios apoyan la labor pro bono e incentivan a los abogados a participar de dichos casos. Internamente, hemos logrado organizar y hacer eficiente la gestión de los proyectos, a través de un socio a cargo y de un coordinador pro bono, siempre prestando un servicio jurídico de calidad.

Somos miembros fundadores de la Fundación Pro Bono desde el año 2000, y Gonzalo Fernández, socio de Carey, pertenece a su Consejo Consultivo. A través de la Fundación, recibimos solicitudes de apoyo legal voluntario, lo que nos permite acceder a un gran número de instituciones o personas que requieren de asesoría legal gratuita.

Asimismo, somos miembros de la Red de Abogados Penalistas de la Fundación Pro Bono y suscribimos la Declaración Pro Bono para las Américas el año 2007. Por otro lado, también Carey asesora a sus propios clientes pro bono.

Nuestros socios apoyan la labor pro bono e incentivan a los abogados a participar de dichos casos.

Todos los años hemos recibido un número importante de reconocimientos en este ámbito. Por ejemplo, en 2017, Latin Lawyer y el Cyrus Vance Center nos destacaron como “Pro Bono Leading Light”, reconocimiento que hemos recibido anualmente desde 2012.

Jorge Carey Tagle